Gobierno de Acapulco a través de la Dirección de Panteones y Velatorios, llevan a cabo la rehabilitación de otras 250 tumbas en el panteón El Palmar, espacios gratuitos principalmente para inhumar a víctimas de COVID-19.

El titular de la dependencia, Gerardo Sánchez Meza, informó que se habilita una tercera sección del cementerio municipal; en una primera etapa, se realizó la excavación de 300 fosas que ya fueron ocupadas en su totalidad; en una segunda ocasión se habilitaron otras 200 y ante el aumento de decesos ya se preparan otros 250 espacios para enterrar a igual número de difuntos.

“Desde un principio no pagan el espacio, el permiso, la guardia ni la custodia, apoyo que también se brinda a las personas que no tienen recursos económicos», afirmó el director de Panteones de Acapulco.