En últimos dos meses se ha recrudecido la violencia en Acapulco en diferentes partes del puerto, al grado que han regresado las balaceras y la violencia en plena zona turística, donde visitantes y gente local ha visto los enfrentamientos armados, y ha sido víctima de estos actos de inseguridad.

La tarde de ayer martes se registró un enfrentamiento a balazos entre civiles armados en el área del Mágico Mundo Marino en la zona de Caleta, justo cuando había cientos de turistas en la playa, lo que dejó un saldo de cuatro presuntos pistoleros detenidos y tres civiles heridos.

El pasado 26 de julio tres hombres fueron atacados y asesinados con ráfagas de alto calibre cuando viajaban en un vehículo sobre la avenida Costera Miguel Alemán, frente al hotel El Presidente donde había decenas de turistas afuera y transitando por la banqueta,  la escena de violencia generó pánico entre propios y extraños.

Otro caso que se registró en Acapulco fue dos días después (Miércoles 28 de julio), si bien no fue en la zona turística, pero ocurrió en la zona urbana en el tramo la Y a la Cima, donde el conductor de un camión Urbano de la ruta Costera fue asesinado, y al perder el control del camión este se salió e invadió el carril contrario en el punto conocido como “La Llave de Agua”, para causar un fuerte accidente automovilístico, que derivó con la muerte de un taxista colectivo un semana después del accidente, dejando un saldo de dos muertos y ocho civiles heridos, quienes sólo se dirigían a sus centro de empleo.

A todo esto se le suman las balaceras y asesinatos que ocurren en el puerto en colonias populares o lejos de las zonas exclusivas para el turismo.