Mediante un relanzamiento de plan de seguridad para el municipio, ahora fue puesto en marcha el programa “Acapulco, Puerto Seguro”, por parte de la alcaldesa Adela Román Ocampo,  con la finalidad de disminuir el índice delictivo, fortalecer la paz social y elevar la calidad de vida de los ciudadanos.

La alcaldesa encabezó por la mañana el patrullaje con elementos de las policías Urbana, Turística y Vial, en un recorrido por la zona turística tradicional, el cual inició en Sinfonía del Mar y concluyó en el Asta Bandera de Playa Papagayo; por la tarde recorrió la periferia, a partir de la Ygriega para enfilar hacia la Cima y descendió a la entrada del Maxitúnel, para continuar por el tramo carretero Cruces-Cayaco-Puerto Marqués.

Durante el trayecto constató los avances en materia de servicios públicos como recolección de basura, alumbrado, áreas verdes, el remozamiento de espacios comunes y el pintado de guarniciones en camellones centrales y banquetas, además atendió quejas y demandas de ciudadanos que canalizó de inmediato para su atención a las dependencias correspondientes.

«Este Gobierno está para servirles, para dar seguridad y estamos cumpliendo», expresó la alcaldesa tras destacar que a su llegada encontró un cuerpo policíaco que no contaba con seguro de vida ni chalecos antibalas, además requerían equipamiento, por ello mejoró sus condiciones con aumento salarial y entrega de uniformes, entre otros beneficios para ellos y sus familias.

Resaltó que su Gobierno ha combatido la delincuencia con acciones integrales, tales como el fomento al deporte, la cultura, la educación y obras de infraestructura como la pavimentación de calles, introducción de redes hidrosanitarias y alumbrado público, logrando que las y los acapulqueños vivan con mayor dignidad, sin descuidar las acciones sanitarias por la pandemia de COVID-19.