Después de varios años regresaron los operativos  para verificar que conductores de unidades del servicio público y privado cuenten con la documentación requerida, y retiren el polarizado de ventanas y medallones a fin de inhibir actos delictivos a bordo de los vehículos, ya que el reglamento de tránsito también prohíbe el uso de cristales oscuros de alto nivel.

El encargado de Despacho de la Dirección de la Policía Vial, Arturo Muñiz Ramos, destacó que estas medidas tienen el objetivo de aplicar el Reglamento de Tránsito, por lo que, de manera aleatoria y en diferentes horarios, se supervisa que los automóviles no tengan polarizado excesivo.

Informó que como resultado de los operativos, este fin de semana se trasladaron al corralón nueve motos y un vehículo por falta total de documentación; así también se retiró el polarizado a 15 vehículos, se retiraron 10 permisos ya vencidos y se aplicaron 34 infracciones.