Vendedores del Mercado de Artesanías de La Diana del Puerto de Acapulco, reportaron que las ganancias generadas por la temporada de Semana Santa no fueron las esperadas.

En entrevista, el comerciante Policarpio Pineda Baltazar aseguró que no hay mucho que celebrar, ya que la temporada dejo baja derrama económica que servirá para vivir al día y pagar uno que otro crédito.

Recalcó que aun no se han podido recuperar del bache financiero por la pandemia de Covid-19, enfermedad que arrebató la vida a al menos seis comerciantes de dicho punto.
En ese tenor, llamó a todos los políticos que participaran en las elecciones del seis de junio a que se dejen de denostaciones y realicen propuestas serias en materia turística, para que visitante de alto poder adquisitivo regrese al puerto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *