El argumento de la CAPAMA por la falta de agua potable en la mayoría de Acapulco, es por la turbiedad y a los apagones intermitentes registrados en los últimos días por el paso de la tormenta tropical “Dolores”, se ha complicado la normalización del servicio, señaló Antonio Castillo Reyes, director Operativo de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio.

“Tenemos momentos muy graves de turbiedad, sobre todo, cuando las lluvias son intensas, provoca que en las cortinas de la presa de La Venta se registren hasta cinco mil unidades, suben los niveles de turbiedad, lo que ya no permitía operar el Papagayo II”, explicó el funcionario.

Así mismo, manifestó que el organismo rector del agua continúa trabajando en la reparación de los equipos, presentando algunos problemas con la Comisión Federal de Electricidad por la falta de suministro y que, ante las recientes lluvias, ha sido irregular.

En cuanto a los recursos económicos que ha enviado el Gobierno Federal a la Capama, el ingeniero Castillo Reyes precisó que se han aplicado de manera clara, reforzando tareas preventivas en las plantas tratadoras, adquiriendo maquinaria y bombas, la reparación de estas en caso de requerirse y un programa de rehabilitación de las plantas tratadoras de aguas negras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *