El gobierno de Guerrero tomó la determinación que a partir de este martes 29 de diciembre, todas las playas del puerto de Acapulco serán cerradas al público a partir de las 7:00 de la noche con la finalidad de que no ingresen a la franja de arena para evitar aglomeraciones de personas y con ello evitar contagios de COVID-19.

Esta medida aplica principalmente para la noche del 31 de diciembre, donde se despide el año y se recibe al año nuevo, y es precisamente este punto en el que se trata de evitar concentración masiva de gente en la bahía de Santa Lucía, entre turistas y la gente local.

Cabe mencionar que sigue vigente la cancelación de la gala de pirotecnia que se hacía desde hace 20 años en el puerto.

Esta nueva restricción no afecta la actividad turística en playas ya que durante las mañanas y las tardes los visitantes y la gente local, pues disfrutar de los atractivos en la franja de arena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *