Dos rastros que operaban de manera clandestina y en condiciones insalubres, fueron clausurados por la Dirección General de Ecología y Protección al Medio Ambiente de Acapulco.

Se colocaron sellos de clausura en ambos establecimientos donde sacrificaban pollos de manera irregular para su venta en mercados municipales.

Con base a denuncias ciudadanas y en operación conjunta con la Dirección de Inspección y Regulación Sanitaria, se detectaron ambos mataderos de aves establecidos en los poblados de La Sabana y Pie de la Cuesta.

Herrera Juárez explicó que estos lugares operaban sin permiso y sin medidas sanitarias adecuadas ni protocolos para el sacrificio y faenamiento de pollos, en consecuencia, representaban un riesgo para la salud de los consumidores.

El director de Ecología y Protección al Medio Ambiente informó Juventino Herrera Juárez que se iniciaron los procedimientos administrativos que contemplan sanción de 20 a 20 mil Unidades de Medida y Actualización (UMA), instrumento para calcular multas gubernamentales y que este año tiene un valor unitario de 89.62 pesos.