Eduardo Salgado Sánchez

El presidente de la Unión de Bares y Discotecas de la Zona Conurbada de Acapulco Álvaro Soriano Ríos, recalcó que hay una fuerte crisis en bares y discotecas de Acapulco, la cuál vino a incrementar más con el cambio a semáforo naranja.

En declaraciones Al Momento, el representante del grupo que agremia a 300 establecimientos de ese giro, dijo que la restricción de un aforo del 40 por ciento vino a dar al traste a la recuperación económica que comenzaba a darse, por lo que los empresarios no tuvieron más opción que recortar al 50 por ciento del personal.

Álvaro Soriano consideró que sigue sin haber piso parejo en cuanto a las restricciones y sanciones, ya que mientras en bares y discotecas hay extrema vigilancia, los aforos no se cumplen en el transporte y mercados.

También comentó que el nuevo horario de bares, es totalmente insuficiente para generar ganancias.

El lider de la UBA puntualizó, que los bares y discotecas continuarán en el sentido de acatar las medidas sanitarias pertinentes, pero recalcó que la ciudadanía también tiene que poner de su parte.