Este miércoles 17 de febrero se cumplen 11 meses que las unidades de justicia administrativa en el estado de Guerrero han permanecido cerradas por la pandemia generada por le COVID-19, lo que ha generado falta de trabajo, afectación en la economía de los abogados litigantes y también afectación en los casos de sus clientes.

Esta mañana en conferencia de prensa en las instalaciones de la Barra de Abogado de Acapulco, los hombres y mujeres del derecho piden al gobierno del Estado de Guerrero y al Poder Judicial del Estado, la apertura de las unidades de justicia administrativa.

Las unidades como son: Las Juntas Locales del Conciliación y Arbitraje, El Tribunal de Conciliación y Arbitraje, que tiene sede en Chilpancingo, así como la Unidad Jurisdicción de Justicia Administrativa, las cuales han estado paralizadas desde el 17 de marzo del 2020.

Con esta parálisis de la justicia administrativa quedan en el rezado incuantificables expedientes.