El Operativo del Grupo de Coordinación para la Reconstrucción de la Paz, dispersaron a más de 500 personas que participaban en una fiesta de XV años la noche del miércoles,  en una calle del poblado de Puerto Marqués.

Esto fuego de que las autoridades recibieron  una denuncia ciudadana arribaron para desactivar el festejo que representaba alto riesgo de contagio de COVID-19.

Al lugar llegaron más de 100 elementos de las diferentes corporaciones de seguridad, donde se dialogó con los organizadores de la fiesta y los concientizaron sobre las consecuencias de llevar a cabo este tipo de eventos masivos ante la pandemia.

El Operativo del Grupo de Coordinación para la Reconstrucción de la Paz, dispersaron a más de 500 personas que participaban en una fiesta de XV años la noche del miércoles,  en una calle del poblado de Puerto Marqués.

Esto fuego de que las autoridades recibieron  una denuncia ciudadana arribaron para desactivar el festejo que representaba alto riesgo de contagio de COVID-19.

Al lugar llegaron más de 100 elementos de las diferentes corporaciones de seguridad, donde se dialogó con los organizadores de la fiesta y los concientizaron sobre las consecuencias de llevar a cabo este tipo de eventos masivos ante la pandemia.

Con un plazo de 45 minutos a las personas reunidas para retirarse a sus domicilios por su propia voluntad, permaneciendo a la expectativa elementos de las policías Urbana, Turística y Vial del municipio, con apoyo de la Marina y la Guardia Nacional.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *