Eduardo Salgado Sánchez
Con el paso de los días, la demanda de ciudadanos en búsqueda de aplicarse incrementa de manera acelerada.
Este lunes, alrededor de 80 personas, principalmente en edad productiva acudieron al módulo ubicado en el Asta Bandera, la mayoría con síntomas visibles como cuerpo cortado, fiebre y dolor de pecho.
De acuerdo a Klelya Trigo, doctora encargada de dicho punto la demanda se incrementó en un 300 por ciento de hace una semana, dónde en promedio se aplican 70 pruebas.
Consideró que la cifra se incrementó debido a que la ciudadanía, ha relajado las medidas de cuidado, aún y cuando los hospitales ya se encuentran saturados.