Las colonias y unidades habitaciones contiguas al poblado de Llano Largo, han ocasionado que las áreas verdes sean utilizadas como tiraderos de basura y escombros.

Personal de Saneamiento Básico retiró más de 60 toneladas de desechos de construcción en el poblado de Llano Largo, en respuesta a diversas denuncias ciudadanas sobre la acumulación de este tipo de material que algunas personas arrojan de manera irresponsable.

El titular de la dependencia, Alejandro Sotelo Urióstegui, hizo un llamado enérgico a la población “para que eviten tirar escombro, material de construcción en algunos puntos, ya que nuestro equipo no está diseñado para poderlo retirar”.

Con el apoyo de máquinas retroexcavadoras y carros de volteo fueron retirados montículos de concreto, loseta y madera que fueron abandonados a la altura de la unidad habitacional El Coloso.

El funcionario municipal enfatizó que los operativos se mantienen permanentemente, sin embargo, instó a la colaboración de la ciudadanía para disminuir la acumulación de estos desechos en la ciudad, tener espacios libres y ofrecer una mejor imagen.