Sociedades cooperativas, restauranteros y prestadores de servicios turísticos que integran la Asociación Fuerza Marquesana Independiente, marcharon y protestaron para exigir de nueva cuenta que se cancele la concesión de la Marina Cabo Marqués, ubicada en Playa Majahua, por presuntas afectaciones al medioambiente y porque no ha pagado los daños a la bahía desde que iniciaron las obras de ese compelo turístico privado.

Además exigieron la reconstrucción de los restaurantes caídos del Bloque Tres, los cuales resultaron afectados con la construcción de Grupo Mexicano de Desarrollo desde hace más de 10 años.

Se plantaron en la entrada de esta marina donde permanecieron por más de una hora, hasta acordar una reunión para este viernes con representantes del gobierno federal y estatal, así como de Grupo Mexicano de Desarrollo y los propios afectados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *