Por Eduardo Salgado Sánchez

Trabajadores sindicalizados de la CAPAMA realizan un paro a manos caídas para exigir respeto a la clase trabajadora.

Denunciaron que el día de ayer la alcaldesa Adela Román Ocampo solicitó la renuncia al ahora ex director del organismo operador del agua potable José Ramón Aysa Neme, mientras que da preferencia a directivos que debieron haber renunciado desde hace tiempo, cuando la propia alcaldesa ordenó las renuncias del cuerpo directivo ante el brote de aguas negras en Icacos, argumentó el líder sindical Gonzalo Arias Cárdenas.

En ese tenor, exigen que haya respeto a los acuerdos que se lograron con el anterior director y aseguraron que no permitirán más saqueos a la paramunicipal.