Por cuarta ocasión enfermos renales afiliados al IMSS, protestaron para denunciar deficiencias médicas en el hospital Santa Lucía y exigir un cambio de clínica de atención

Este lunes, desde las 9:00 de la mañana, se inconformaron frente a la delegación estatal del instituto en la avenida Cuauhtémoc, donde con pancartas reclamaron la falta de capacidad y de equipo del hospital privado, que presta servicio por contrato al IMSS, a pacientes que requieren hemodiálisis


Son 591 pacientes que están siendo afectados por esta falta de atención de calidad, y piden ser regresaros a la clínica donde anteriormente recibían el servicio, o en su caso, se les reciba en el hospital Vicente Guerrero o alguna clínica del IMSS.

Las personas y familiares que integran la Asociación de Pacientes Renales del estado de Guerrero fueron atendidos por personal de la delegación, quienes ofrecieron una mesa de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *