Transportistas de carga pertenecientes a la AMOTAC, realizan manifestaciones sobre el bulevar Vicente Guerrero de Acapulco y también en Chilpancingo, por diversas demandas que afectan a su gremio.

Entre sus reclamos están la exigencia del pago de 4 millones de pesos a la CAPAMA, por concepto de adeudos por transporte de agua en pipas, además de que haya un padrón de piperos único en el puerto.

Al gobierno de Chilpancingo le reclaman que aún hay agentes de tránsito que extorsionan a los transportistas de carga, cuando trasladan su mercancía a diferentes puntos de la capital.

Al gobierno del estado reclaman que Héctor Astudillo Flores no ha hecho nada por  gestionar para que bajen las tarifas en la Autopista del Sol, pues este año la tarifa subió hasta en un 7 por ciento más al transporte de carga.

En las carreteras federales siguen siendo objeto de extorsión por parte de la policía, además que sigue habiendo asaltos y robos de materiales de carga, así como asesinatos de choferes.