La temporada de Semana Santa, será productiva para la clase trabajadora del puerto, por la derrama económica que generaran los miles de visitantes que eligieron Acapulco para descansar.

Así lo expresó el secretario general de la CTM en Guerrero Rodolfo Escobar, quien afirmó que hay bancas vacías en los sindicatos, con la contratación de tres mil trabajadores eventuales que se encontraban en espera de trabajo.

El líder de la CTM destacó que pese a todo, Acapulco se mantiene en la preferencia del turismo nacional y por ello que el sector hotelero, se preparó para dar al visitante la atención que se merece.
Escobar Ávila señaló que la pandemia vino a cambiar el ritmo de vida de toda la sociedad en general y que no debe bajarse la guardia en la prevención, ya que muchos trabajadores del turismo han perdido la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *