Durante el fin de semana dispersaron a más de 400 personas que convivían sin respetar la sana distancia en diferentes fiestas privadas, y clausuraron un establecimiento por incumplir con el horario permitido para la venta de bebidas embriagantes, en el municipio de Acapulco.

Las brigadas municipales apoyadas con fuerzas federales como la Marina, SEDENA y la Guardia Nacional, iniciaron procedimientos administrativos contra un “Modelorama” ubicado en la avenida Niños Héroes de la colonia Progreso, donde personal de Reglamentos y Espectáculos colocó los respectivos sellos de clausura.

Fueron dispersadas tres fiestas particulares; la primera en el restaurante Cirus, ubicado en el hotel “Casa Blanca”, una más en la calle Monte Blanco del fraccionamiento Hornos y otra entre las calles Puebla y Monterrey de la colonia Progreso.

Elementos de la Guardia Nacional, Marina y Sedena dieron las recomendaciones a los ciudadanos que se reunían generando aglomeraciones y sin acatar los protocolos sanitarios, por lo que, de manera voluntaria, se retiraron de estos sitios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *