La presidenta de la Fundación de Apoyos a Comunidades Marginadas y Sin Voz en Acapulco Ángeles López Sotelo, reiteró que el municipio de Acapulco sigue sin cumplir con la ley de Bienestar Animal, pese a que un juez federal dictó un amparo para que esta se aplique.

En conferencia de prensa en el Zócalo, expuso que en Acapulco hay alrededor de 400 mil animales que viven en situación de calle de un censo de 800 mil que hay en la entidad.

Lamentó que funcionarios de Ecología municipal no hagan valer la ley ni promuevan campañas de concientización a la ciudadanía, brigadas de esterilización ni mucho menos, la creación de la Policía Ecológica.

Puntualizó que no van a parar hasta que las instancias federales hagan lo propio, tomando en cuenta que los funcionarios no han cumplido con su cometido.