La sobrepoblación de perros y gatos callejeros, en su mayoría en situación de abandono en las calles o basureros por parte de sus dueños, se ha convertido en un problema de salud pública en el municipio de Acapulco.

A pesar de existir desde hace varios años la Ley de Bienestar Animal que prohíbe el maltrato y abandono, las autoridades de salud sólo han buscado en la esterilización animal la única opción para el control de natalidad animal.

El jefe del departamento de Control Animal y Zoonosis perteneciente a la dirección de Salud en Acapulco, Óscar Felipe Ortega, informó que de enero al siete de julio del presente año, se desarrolló una primera etapa de actividades en la cual se realizaron hasta 700 cirugías.

Otra de las opciones del sector salud son las campañas de vacunación, desparasitación y esterilización de mascotas, llevadas por sus dueños.