Con una enfermedad que no respeta la edad, ni el tiempo, ni condición social… Y en un hospital que carece constantemente de insumos médicos como es el caso del IECAN, madres de familia temen por la vida de sus hijos.
Desde las regiones de Tierra Caliente, Costa Chica, y del mismo puerto de Acapulco, madres de los infantes enfermos con cáncer, solicitan nuevamente al gobernador Héctor Astudillo Flores, su apoyo para el abastecimiento de insumos en el Instituto Estatal de Cancerología, pues argumentaron que carecen desde los insumos más básicos, para el tratamiento.
Esto, los ha llevado adquirir medicamentos, hasta agujas para canalizaciones, con sus propios recursos, los cuales comentaron que tienen un costo de hasta 60 mil pesos, esto, sin considerar el gasto que generan por los pasajes para que los infantes reciban las quimioterapias, que se realizan en el IECAN.

Y es que, desde que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador retiró el apoyo económico en subsidios para niños con cáncer, han tenido que ser los gobiernos de locales, quienes han tenido que sostener el apoyo en tratamientos para los padres de familia.