Por Michel Vargas
El turismo en el puerto de Acapulco no se detiene, camiones de pasajeros provenientes de la Ciudad de México se ven circular de manera constante por la costera Miguel Alemán.

Algunos turistas caminan sobre la franja de arena disfrutando de la arena y el mar, tratando de divertirse en estas vacaciones atípicas.

Durante un recorrido sobre las playas de Acapulco, le preguntamos a nuestros amigos turistas. Qué medidas de seguridad siguen para evitar contagiarse de COVID-19.

La respuesta es muy parecida, se extraña la manera tradicional de vacacionar donde el cubre bocas y el gel antibacterial parecían no existir y el miedo constante son los lugares aglomerados donde la ventilación y los cuidados son casi nulos.

Este lunes, Acapulco despertó con una ocupación hotelera promedio del 36.2 por ciento, en la zona diamante se alcanza un 41.3 por ciento, la dorada con 36.2 por ciento y la zona náutica 18.8 puntos porcentuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *