El presidente de la fundación Guerrero por la Educación AC, Everardo García Mondragón, afirmó que el quebranto financiero de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco responde a un mal manejo administrativo.

En entrevista García Mondragón, reconoció que es necesario corregir muchas cosas al interior de la paramunicipal, sobre todo en el tema financiero y administrativo.

«En CAPAMA, hay gente que no tiene el perfil que se necesita, además se gasta más en la nómina que en la red de agua potable y la infraestructura sanitaria», dijo.

Abundó que Acapulco hay agua suficiente para cubrir la necesidad que hay en la ciudad, sin embargo, sólo en un 40 por ciento se tiene cobertura de suministro por la falta de infraestructura.

Argumentó que, ante los malos manejos de las finanzas, el estado y la federación difícilmente invertirán en un «barril sin fondo», pues esto serviría únicamente para el pago de la abultada nómina.

Everardo García Mondragón, refirió que ante el crecimiento de Acapulco y su población, a la CAPAMA le urge renovar su infraestructura y así evitar que las fugas invadan calles y banquetas de este destino turístico de talla mundial.