Francisco Torres Valdéz  fue destituido como titular del Órgano Interno de Control en Acapulco.

Esta mañana a las afueras de las oficinas denunció al secretario general del Ayuntamiento Ernesto Manzano Rodríguez de generar un daño patrimonial sin sustento de  11 millones de pesos del programa de pipas en los periodos 2019 y 2020, motivo por el cual fue separado de su cargo.

Culpó también al sobrino de la alcaldesa Víctor Román, al secretario particular Edmundo García y a los regidores de realizar un complot en su contra.

Dijo que Manzano Rodríguez no atendió los informes de auditorías, que revelan falta de sustento y contrato para el pago de combustible.