Familiares y amigos se congregaron en su mayoría vestidos de blanco para acompañar el cuerpo de José Manuel Zamacona, en la explanada del Centro Internacional Acapulco.

Coronas de flores llegaron de diferentes partes del estado de Guerrero, como muestras de cariño a quien fuera fundador y líder del legendario grupo musical Los Yonic’s.

Ceremonia fúnebre donde también, se entonaron las canciones de la autoría de Zamacona, cuya voz y talento son recordadas tras su éxito que inició en la década de los años 80, los 90 y los 2000, con un legado musical como parte de los piones del género grupero y romántico.
La ceremonia de velación de cuerpo presente, hubo un concierto, muestras de agradecimiento por parte de la familia de cantautor guerrerense través de su hijo José Manuel Zamacona junior, quien fue el portavoz de los familiares.
“¿Y le dije, oye cómo quieres que sea tu despedida?, dice yo quiero que esté la gente, aquí están todos y entonces se hizo posible lo que él quería”, dijo su hijo en entrevista a los medios de comunicación que dieron cobertura al evento.

Fue una velada de tristeza y llantos, pero no hubo soledad, sino todo lo contrario mucha compañía, algarabía y júbilo por el hombre que dejó su legado en la tierra y que hoy pasa a ser una leyenda musical de Guerrero y del país.