Tres humildes viviendas construidas de madera, lámina de cartón y láminas galvanizadas, fueron consumidas por el fuego esta mañana en la periferia de Chilpancingo.

El siniestro fue en la colonia que está contigua a la caseta de Palo Blanco en la Autopista del Sol, donde llegaron bomberos municipales para sofocar las llamas, pero fue inútil porque ya el fuego ya había destruido las tres viviendas así como los pocos muebles y la ropa de los moradores de las casas.

Esto ocasionó un corto circuito en los cables de alta tensión, por lo que tuvieron que ser evacuados civiles y los mismos bomberos, para evitar pérdida de vidas humanas.

Al final sólo fue el reporte de daños materiales.