Las fuertes lluvias del fin de semana provocaron cortes de caminos y deslaves en comunidades serranas de la Tierra Caliente de Guerrero, que hasta este inicio de semana eran intransitables por el desgajamiento de tierra y rocas.

Una de las carreteras afectadas es la que conecta a la comunidad de El Pescado, en la zona rural del municipio de Coyuca de Catalán, donde policías del estado con el apoyo del Ejercito Mexicano trataron de retirar árboles caídos y los arrastres de piedra para poder liberar la circulación, pero ante el reblandecimiento de la tierra es casi imposible transitar en vehículos.

A pesar de que el huracán “Grace” provocó fuertes lluvias en gran parte de Guerrero, no se reportaron víctimas.