Los tres estudiantes de la Universidad Autónoma del Estado de México, quienes  fueron reportados como desaparecidos por sus familiares el pasado 1 de diciembre, dijeron que desde la noche de este martes no podían localizarlos y que tenían información que los estudiantes procedentes de Toluca se habían ido a la ciudad de Acapulco, con fines de diversión y recreo.

Ayer miércoles sus familiares confirmaron a las autoridades que los jóvenes ya habían llegado a su casa sanos y salvos, que decidieron irse de fiesta sin pedir permiso y mantenerse incomunicados.

La tarde del pasado 1 de diciembre uno de los jóvenes identificado como Mauricio Mireles, reportó a la Línea Única de Emergencia 911 que viajaba en compañía de sus amigos sobre la autopista con dirección al puerto de Acapulco, cuando el vehículo en el que viajaban tuvo una falla mecánica.

El automóvil quedó varado en el kilómetro 262 de la Autopista del Sol, sobre el carril Norte-Sur, a la altura de Zumpango del Río en el municipio de Eduardo Neri conurbado a Chilpancingo.

Desde el momento del reporte, elementos de la Policía Estatal se trasladaron a la zona, localizaron y dieron acompañamiento al joven estudiante Mauricio. También se le brindó atención médica y alimentación.

Los tres estudiantes de la Universidad Autónoma del Estado de México, quienes  fueron reportados como desaparecidos por sus familiares el pasado 1 de diciembre, dijeron que desde la noche de este martes no podían localizarlos y que tenían información que los estudiantes procedentes de Toluca se habían ido a la ciudad de Acapulco, con fines de diversión y recreo.

Ayer miércoles sus familiares confirmaron a las autoridades que los jóvenes ya habían llegado a su casa sanos y salvos, que decidieron irse de fiesta sin pedir permiso y mantenerse incomunicados.

La tarde del pasado 1 de diciembre uno de los jóvenes identificado como Mauricio Mireles, reportó a la Línea Única de Emergencia 911 que viajaba en compañía de sus amigos sobre la autopista con dirección al puerto de Acapulco, cuando el vehículo en el que viajaban tuvo una falla mecánica.

El automóvil quedó varado en el kilómetro 262 de la Autopista del Sol, sobre el carril Norte-Sur, a la altura de Zumpango del Río en el municipio de Eduardo Neri conurbado a Chilpancingo.

Desde el momento del reporte, elementos de la Policía Estatal se trasladaron a la zona, localizaron y dieron acompañamiento al joven estudiante Mauricio. También se le brindó atención médica y alimentación.

En el caso de los otros dos jóvenes, Tonatiuh Juárez y Mariano Ramírez, sus padres dieron aviso a la Línea única de emergencia 911, lo que activó la implementación de un operativo de búsqueda, sin embargo, sus propios familiares informaron que ya habían regresado a su casa por sus propios medios y en buen estado de salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *