Cerca de la comunidad del Limón fueron encontradas decenas de toneladas de maíz abandonadas en un predio, en el municipio de Tecoanapa, región de la Costa Chica de Guerrero.

Estaban a la intemperie, entre tierra y costales rotos, lo que trascendió en las redes sociales y se hizo del dominio público, sobre esta situación, ante la carestía del maíz en la entidad, por ser el principal grano de consumo en la población.

Presuntamente el producto había sido comprado por Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) que es un organismo público descentralizado del gobierno federal, el cual compró a productores de la región como parte del programa federal Precios de Garantía, el cual busca retribuir a los campesinos con un pago justo por su cosecha, aun costo de 5 mil 610 pesos por tonelada y llevar el maíz a las tiendas Diconsa, para ofertarlo a bajo costo a familias de escasos recursos.

Por la falta de bodegas, la institución rentó el terreno como espacio de acopio, aunque carecía de condiciones mínimas de seguridad, manejo e higiene, situación en la cual fueron encontradas las toneladas de maíz.

Ante esta situación el presidente de los Industriales de la Masa y la Tortilla en Guerrero Arcadio Castro, informó que había al menos 5 mil toneladas regadas en el predio abandonado, y cuyo grano estaba desperdiciándose y bien pudo haber sido aprovechado para evitar subir el precio en el kilo de la tortilla en esa zona de la Costa Chica.