Organizaciones Civiles, Colegios de Abogados y luchadores por los derechos humanos del estado, reiteraron nuevamente que el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso Local Alfredo Sánchez Esquivel, pretende imponer a su sobrina Cecilia Narciso Gaitán como nueva titular de la comisión de los Derechos Humanos de Guerrero.

Violando con ello la Ley de mismo organismo público autónomo y generando una vieja práctica del tráfico de influencias en el congreso del estado presidido por la Fracción de Morena.

Por su parte la delegada de la Comisión de Derechos Humanos en Acapulco, Fanny Ruth Lara Figueroa, quien es la propuesta de 50 organizaciones para de la presidencia, salió también defenderse del juego sucio mediático en su contra por dos recomendaciones emitidas con la CNDH presuntamente en su contra, a lo que dijo que no es en su contra por tener sus derechos válidos de participar en cualquier convocatoria para un cargo público.

Demás Lara Figueroa afirmó que ella como los demás aspirantes está en legítimo derecho de participar en la titularidad de la comisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *