¿Cómo llegó Amazon a ser lo que es hoy? ¿Cómo pasó de vender libros y CDs a vender prácticamente ‘de todo’? No cabe duda de que la empresa liderada por Jeff Bezos está constantemente buscando formas de expandirse, progresar y mejorar.

Pero nada sería como es ahora en el gigante de ventas online de no ser por 1.000 emails

La historia es tan sencilla como genial. Corría el año 1997 y Amazon había incorporado a su catálogo original de libros varios CDs y DVDs… Los buenos resultados de ventas le dieron que pensar al bueno de Jeff Bezos: ¿en qué dirección debo ir? ¿cómo puedo expandir Amazon?

Y pronto se le ocurrió una idea: «entonces envié un email a 1.000 clientes seleccionados al azar y les pregunté: “además de las cosas que vendemos ahora, ¿qué le gustaría que vendamos?», confesó Jeff Bezos en una charla en el Economic Club of Washington.

Como es lógico, todas las respuestas fueron bastante largas, «pero la forma en la que respondieron a la pregunta era lo que estaba buscando», aseguró Jeff Bezos, que recordó en concreto una respuesta: «escobillas de limpiaparabrisas, porque realmente necesito escobillas de limpiaparabrisas».

«Fue entonces cuando pensé para mis adentros, “podemos vender cualquier cosa”Entonces empezamos a vender productos electrónicos y juguetes y muchas otras cosas con el paso del tiempo…»

Para la década de 2000, Amazon ya vendía ‘de todo’:  música, ropa, electrónica, juguetes, menaje del hogar… Creciendo (y equivocándose) hasta ser lo que es hoy: la mayor empresa de ventas online del mundo.

Jeff Bezos lo resumía así en una carta a sus accionistas:«queremos ser la empresa más centrada en el cliente de todo el mundo. Un lugar donde los clientes pueden venir a buscar y descubrir todo lo que quieran comprar en línea». Esa carta es de 1999 y sigue vigente hoy en día…