Se trata de la edición de octubre que ya está en circulación.

Es la primera vez en los 106 años de la British Vogue que un hombre aparece solo en la portada. Steven Meisel, el célebre fotógrafo de Vogue, se encargó de la sesión a la que Edward Kobina Enninful, el editor ghanés de la edición británica de la mítica revista, se refirió en su editorial a la decisión de elegir al actor Timothée Chalamet como el primer hombre en la portada de esta publicación. «Por primera vez en los 106 años de historia de British Vogue, este mes un hombre vuela solo en nuestra portada».

«Siempre consciente de que Vogue es un espacio que celebra a las mujeres primero, no quería que fuera un truco o una declaración», argumentó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *