Agencia

La mañana de este viernes, el Príncipe Felipe, esposo de la Reina Isabel II de Inglaterra  falleció a los 99 años, informó el Palacio de Buckingham.

Estaba próximo a cumplir los 100 años, el 10 de junio, pero la muerte le ganó a quien fuera Duque de Edimburgo.

A través de un comunicado, en la cuenta de Twitter de la Familia Real, la Reina Isabel II anunció con profundo dolor que “su amado esposo, su alteza real el príncipe Felipe, duque de Edimburgo”, había fallecido. “Su alteza real falleció pacíficamente esta mañana en el Castillo de Windsor”, agregó.

También puede leerse en la breve misiva que “la Familia Real se une a las personas de todo el mundo para lamentar su pérdida” y luego informó que “se harán más anuncios a su debido tiempo”.

La reina y el príncipe estuvieron casados más de 70 años.

El príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel II y padre de sus cuatro hijos, estuvo casado con ella más de 73 años, y aunque como consorte de la soberana no tenía un rol constitucional, nadie fue tan importante como él en la vida de la monarca.

Felipe, que murió este viernes a los 99 años, asumió un rol extremadamente difícil para cualquiera, quizá más para un hombre acostumbrado al mando naval, que, además, tenía fuertes opiniones sobre una gran variedad de temas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *