Agencia
La investigación y la búsqueda de la joven de nombre Reyna, quien fuera reportada como desaparecida el 14 de mayo en Atizapán de Zaragoza, llevó a la policía a tocar la puerta de Andrés “M”, un hombre de la tercera edad, en la calle Margaritas, colonia Lomas de San Miguel en Atizapán de Zaragoza, Estado de México.

Personas cercanas a Reyna ubicaban al sujeto de 72 años como un amigo con el que ella quería romper su relación, y a cuya joven presuntamente la contrató primeramente para labores domésticas en su hogar.

La tarde de ayer los policías llegaron buscando a Reyna y encontraron su cuerpo desmembrado en el sótano, y restos del mismo en una mesa, pero la investigación de la policía derivó en la localización de ropa y credenciales de elector de más mujeres desaparecidas de diferentes edades.

Andrés “M” fue detenido y trasladado al centro penitenciario de Tlalnepantla en calidad de imputado por el feminicidio de Reyna.

Mientras tanto el cateo en su casa continuó con más hallazgos como cintas de videos rotuladas con nombres de mujeres y fechas, así como libretas con nombres de posibles víctimas, por lo menos tres credenciales de elector que se localizaron en la escena del crimen, ubican a otra víctima de desaparición, a Flor Nínive Vizcaino Mejía reportada como desaparecida en octubre de 2016.

Este descubrimiento llevó a los peritos de la fiscalía a pedir el apoyo de bomberos para continuar escarbando en las habitaciones del resto de la casa, poco a poco han extraído restos óseos de al menos 10 mujeres, pero los trabajos continúan y dicen las autoridades que la cifra podría aumentar.