La responsable de la Comisión Política, de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) región Acapulco, Adolfina Vázquez Bautista puntualizó que la decisión de retomar las clases presenciales la tiene la comunidad escolar, la cual está conformada por los padres de familia, docentes y directivos.

Adolfina Vázquez especificó que el hecho de que se regrese a semáforo verde en Guerrero no garantiza que no se presente un nuevo brote del virus, como fue el caso en julio pasado, cuando posteriormente del regreso a verde aumentaron el número de contagios, hospitalizaciones y defunciones por el Covid-19.

También comentó al respecto de las declaraciones del gobernador sobre que está casi seguro de que para el 4 de octubre el semáforo cambie de color por lo cual ya instruyó a la SEG para que empiece a trabajar en el regreso a clases, ella dijo que si esa es su decisión entonces quiere decir que “va a asumir la responsabilidad” de lo que eso genere.

Indicó que, si a partir del 10 de octubre se inicia el regreso a clases, la autoridad deberá decir qué parte les tocará asumir, en caso de que “si ocurre un rebrote, en qué apoyarían ellos, en qué se responsabilizarían”