Víctor Aguirre Alcaide mantuvo una reunión con trabajadores de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco, tras la crisis económica y de distribución del vital de la paramunicipal.

Al regidor con licencia los trabajadores le expresaron la falta de equipo de trabajo: chalecos, palas, picos, que les impide realizar sus actividades de trabajo, por lo que requirieron un plan de reestructuración del organismo operador del agua.

Pidieron orden, para establecer una estabilidad laboral y profesional, con el objetivo de mejorar la distribución de agua potable a las y los acapulqueños.

Los trabajadores resaltaron que se requiere un proyecto de reestructuración en CAPAMA, para que exista un nuevo orden de confianza en cada contribuyente.

Además, aseguraron que se requiere un pacto con los trabajadores, para formar un ambiente laboral que contribuya en el mejoramiento de la institución municipal.


Víctor Aguirre le manifestó su respaldo a los trabajadores en sus demandas, que permitirán aportar en la creación de un plan de reestructuración en beneficio de la paramunicipal.