Habitantes de la Unidad Casitas del Quemado bloquean la carretera federal México #Acapulco a unos metros del hospital general, en exigencia al gobierno municipal encabezado por Adela Román Ocampo, el suministro de agua potable del cual sufren desde hace más de un mes.

Los vecinos argumentan que en ese tiempo les ha llegado por escaso tandeo el vital fluido, pero que es muy poco y para satisfacer sus necesidades tienen que comprar pipas de agua, las cuales oscila en precios de 600 a 800 pesos, lo que merma la economía de las familias ante el escenario que se vive por la falta de empleo por la #Pandemia del #Coronavirus.

El bloqueo causa un caos vial en esta parte de la periferia de la ciudad, es en la segunda entrada más importante al puerto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *