Entre lágrimas, gritos de justicia y ni una menos en el municipio indígena de Tixtla #Guerrero, fue sepultado el cuerpo de la pequeña Ayelin Iczae Gutiérrez Marcelo, quien tenía 13 años de edad, y fuera reportada como desaparecida el pasado 15 de octubre y día 19 fue encontrada asesinada en un paraje de la carretera Chilpancingo-Tixtla.

Familiares, vecinos y compañeros de escuela acompañaron el féretro con el cuerpo de la menor, donde no había más que llantos, sorpresa y gritos que claman justicia por este nuevo asesinato de una mujer menor de edad en el estado de Guerrero, donde la violencia ha rebasado los límites y la capacidad de las autoridades de los tres niveles de gobierno para actuar ante estos casos.

Flores de Cempasúchil, rosas blancas, veladoras y copal acompañaron el acto luctuoso en esta región del estado, donde no hay consuelo para los padres de la menor, quienes hoy sólo piden respuesta y justicia al o los responsables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *