Policías estatales y esposas de varios de ellos, protestaron en el Penal de Las Cruces en exigencia que el gobierno de Héctor Astudillo Flores (quien termina el 14 de octubre), pague los viáticos por concepto de comisiones de trabajo a otros municipios donde los uniformados viven.

Los viáticos los tienen que percibir los elementos que son enviados a otras regiones de la entidad para sus tareas de seguridad, y que viven fuera de esa región o municipios.

Los manifestantes llegaron hasta la pluma del CERESO, donde se colocaron con pancartas en mano, pero ninguna autoridad de la Secretaría de Seguridad Pública estatal asistió para dar solución a los quejosos.