Con cuatro petardos fueron atacadas las oficinas de la Dirección Ejecutiva del PRD en la capital de Guerrero, que dejó daños materiales interiores y exteriores.

El ataque fue en pleno clima político en las instalaciones que se ubican sobre la calle Alemán número 80 de Chilpancingo, donde se rompieron ventanas, escritorios, sillones, documentos de archivo, daño al plafón, computadoras e impresoras, calculados en casi 100 mil pesos.