El Servicio de Administración Tributaria (SAT) canceló el permiso para dar de alta en el Registro Federal de Contribuyentes a mil 22 fedatarios públicos, en los que se encuentran 18 notarios y corredores públicos de Guerrero.

De acuerdo con el SAT, un 70 por ciento de los contribuyentes que inscriben por medios remotos son factureras o empresas fantasmas.

Los actuarios públicos sancionados no presentaron el aviso de renovación de vigencia, ni entregaron la documentación de las inscripciones que realizaron.

Entre los fedatarios públicos del estado de Guerrero se encuentra Aurelio Ortíz Gutiérrez, José Luis Vélez Arcos, Rosina Rojas Carrasco y Bolívar Navarrete Heredia, de la notaria publica número 1.

De la misma forma, Esau Tapia Abarca, Enrique Joaquin Del Rayo Castrejon y Ceferino Cruz Lagunas, de la notaría pública número 2.

Asimismo, Francisco Roman Jaimes y Jorge Ochoa Jimenez, de la 3, Eduardo Arturo Nozari Morlet, de la 4, y Antonio Hernandez Diaz, de la número 5.

Además, Martin Delfino Aguirre Morga, Miguel Alberto Garcia Maldonado, Juan Jesus Delfino Aguirre Utrilla y Sergio Fidel Olvera De La Cruz, de la 9, 10, 14 y 15, respectivamente, así como Robespierre Robles Hurtado, de la número 19.

De acuerdo con el SAT, la decisión derivó de una revisión de los trámites de inscripción, y sobre el cumplimiento de requisitos, entre 2006 y hasta el 30 de abril de 2021.