Saúl puso fin a la rivalidad con el boxeador kazajo con una victoria por decisión unánime pero tendrá que someterse a cirugía

Culminó la trilogía entre Saúl Álvarez y Gennady Golovkin. Previo a la pelea , el Canelo comentó en diferentes ocasiones que estaba en busca del nocuat, pero nunca cayó.
Por algunos momentos del combate el mexicano se vio superado y quizás sea por una razón, sufrió una lesión en una de sus manos, por lo que estará un tiempo fuera para poder recuperarse de esta lesión.
Tras el triunfo por decisión unánime, el aún campeón de peso supermedio manifestó con gestos exhaustos que se tomará un tiempo para recuperarse.
Fueron cuatro años de espera por la tercera y última pelea entre el Canelo y Golovkin, la cual se se inclinó con un empate y dos victorias para el mexicano tapatío.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *