Adriana Garay

Durante el transcurso del día las calles del puerto de Acapulco se mantuvieron bloqueadas momentáneamente por ciudadanos en exigencia a la alcaldesa Adela Román Ocampo y a la CAPAMA el suministro de agua potable que no han recibido algunos desde hace más de tres meses.

Vecinos del Barrio de la Fábrica quienes dieron a conocer que por parte de la CAPAMA únicamente les ofrecieron una pipa de agua para las más de doscientas personas que carecen de vital liquido, por consiguiente fue que decidieron bloquearon la Avenida Ejido por dos días consecutivos, y desde la mañana de hoy obstruyeron el paso a la circulación sobre la Avenida Costera Miguel Alemán a la altura de la Vía Rápida.

Por otro lado, vecinos de la colonia Vicente Guerrero, bloquearon ambos carriles de la Carretera Federal México-Acapulco solicitando que de igual manera se les sea suministrada el agua potable, ya que no han tenido este suministro desde hace dos meses, y en este tiempo, se han visto en la necesidad de solicitar pipas de agua con costos de $700 pesos e incluso, el suministrarse ellos mismos con garrafones que llenan en las purificadoras.