En la explanada del Palacio Municipal de Acapulco, familiares del joven Jhonatan Romero Gil, realizaron una protesta contra las autoridades de los tres niveles de gobierno a dos años de su desaparición y mismo tiempo en que fue encontrado asesinado su amigo Ignacio Rojas.

Los familiares de ambos jóvenes desde su desaparición y asesinato de uno de ellos, acusan que fueron vistos por última vez arriba de una patrulla de la policía preventiva municipal, y desde entonces el gobierno municipal que encabeza Adela Román Ocampo no ha esclarecido o dado a los padres datos precisos para abonar a la investigación.

El caso de Jhonatan (desparecido) e Ignacio (asesinado) están los expedientes en la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del Estado, pero la respuesta por parte de este organismo que presiden Ramón Navarrete Magdaleno en Guerrero, también ha sido nula.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *