OPINIÓN

¡Ni un paso atrás!

Por Ignacio Hernández Meneses

Grave, lamentable y preocupante la situación que guarda nuestro Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) rumbo a los comicios 2021, donde no solo se disputarán los 81 ayuntamientos, el congreso local y la gubernatura, sino el Poder Legislativo Federal.

Con desesperación, la oposición –ligada a los grupos de poder económico-, preparan sus lanzas y ha tejido alianzas estratégicas para recuperar sus espacios, se frotan las manos y hasta festejan las fracturas al interior de Morena propiciadas en algunos casos por aventureros advenedizos, y los fallos de los consejeros del INE, ligados al viejo régimen.

Preparan sus parcelas para ser mayoría en el Congreso Federal, el poder donde se edifica la Cuarta Transformación y desde donde se debe luchar para fortalecer y consolidar este proyecto avalado por 30 millones de mexicanos que dieron su voto de confianza en 2018.

Mientras al interior se libra una disputa sin cuartel por las candidaturas, un rabioso periodo de desencuentros desencadenado por designaciones en algunos casos, por encima de los principios y estatutos, está en grave riesgo el proceso de construcción y fortalecimiento de la Cuarta Transformación de la República.

Luego del triunfo arrasador del compañero presidente Andrés Manuel López Obrador, en los últimos dos años y medio, la 4ª.T lleva 22 reformas a la Constitución, de las cuales, el Congreso sólo ha recibido 5 iniciativa del Poder Ejecutivo Federal, quedando atrás el presidencialismo exacerbado, despótico y autoritario.

Pero a muchos de los aspirantes a candidatos a diputados en el plano local y federal eso no les preocupa en lo más mínimo, algunos no asimilan, incluso, otros ya enseñaron el cobre, su naturaleza oportunista, y hoy amanecieron cobijados por el PRI, el Verde y el PT.

Hay la certeza fundada de que la base de Morena y los ciudadanos que han visto con buenos ojos el trabajo de Andrés Manuel López Obrador –un hombre de palabra y extraordinario ser humano-, a través de sus programas sociales, saldrán en defensa de la Cuarta Transformación de la República.

Después de la tempestad viene la calma. Morena ganará la gubernatura y habrá una masiva segunda dosis de votos -aunque cabe señalar que será con menos votos, porque históricamente en las elecciones intermedias se desploma la votación para todos los partidos políticos-, pero suficientes para lograr la mayoría en el Congreso Federal y Local.

Es cuestión de resistir hasta vencer. Ya se veía venir. Los gacetilleros a sueldo se han sumado a la consigna “Respeto por Guerrero”, ya no prometieron orden ni paz.

Los mismos que persiguieron, encarcelaron, desaparecieron y hasta asesinaron perredistas, piden respeto por Guerrero, hoy ese partido tiene de aliados a la desmemoriada dirigencia del PRD.

¡Ni un paso atrás en la defensa de la Cuarta Transformación de la República!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *